Buscar este blog

viernes, 10 de febrero de 2017

Samanta y su hacer cosas cada 21 días

Samanta Villar pegó el salto mediático en su momento con el formato de "21 días haciendo... "
Y bueno, nos gustara más o menos el formato, pensemos lo que pensemos de él, si que pudimos hacernos una idea del tipo deperiodismo que hace Samanta. 
Tenemos "21 días fumando porros" y tenemos "21 en la industria del porno". Una sutil diferencia en el título, pero que conlleva importantes diferencias a la hora de la producción de cada capítulo del formato. 
En uno, hay que fumar porros para contar sus efectos (como si no se supieran ya), en el otro... bueno, pues si me lo cuentan y luego yo emito lo que me han contado pues tan poco pasa nada. No es que haya retorcido queriendo el concepto de un formato de producto, de por sí ya polémico, por el simple hecho de conseguir más audiencia jugando con la idea morbosa de que la periodista protagonista fuera a hacer lo mismo que hacía cualquier actriz porno durante 21 días. 
Lo de que en nuestra sociedad esté mejor visto drogarse que el porno es otro debate. 
Con estos mimbres, Samanta nos deleitó con una trilogía de programas sobre su experiencia en el embarazo y ahora con un libro donde nos viene a decir que ser madre/padre nos quita calidad de vida... 
Ha descubierto América. No puedo ver las mismas pelis, leer los mismos libros y ni jugar a los mismos videojuegos que jugaba antes de ser padre que ahora que lo soy. Pero que os va a parecer mentira, pero yo lo sabía antes de que naciera el cachorro. 
Más que nada porque recordaba, ahora de adulto, lo que mis padres hacían para criarnos a mi hermana y a mí en vez de pensar que la maternidad/paternidad es eso que nos venden los youtubers y bloggers de moda del momento. 
¿Ha sido Samanta Villar una víctima de los nuevos medios de comunicación? No se. Es periodista... 
¿Quiere sencillamente rentabilizar un poco más su maternidad? No se. Parece una explicación más simple ante la posibilidad de que una mujer adulta, madura, con estudios y que ha visto suficiente mundo, sea tan tonta como para pensar que ser madre no te va a cambiar la vida. ¿De verdad alguien piensa antes de afrontar la maternidad/paternidad que todo son bonitos books fotográficos llenos de impolutas sábanas blancas? Hay pañales, caca, babas, mocos, hospital, caídas, noches sin dormir, etc, etc, etc. 
¿Pero de verdad es necesario decir esto? 
Mirad, ¿sabeis qué?. Quién sea tan tonto para tener hijos pensando que es una balsa de aceite llena de colores pasteles, se merece lo que le pase. 
Lo único que lamento es el futuro de esos vástagos que de adultos o de adolescentes verán en la estantería de los libros de su madre el que pone que le destrozaron la vida. 

1 comentario :

  1. Es una descerebrada.
    Y lo de culpar a la sociedad es para abofetearla con ortigas.

    ResponderEliminar